jueves, 24 de noviembre de 2016

Invitaciones para bodas de oro

El día en que un matrimonio logra cumplir 50 años de relación, es el momento idea para poder compartir la alegría y celebrar con amigos y familiares la dicha por haber prolongado la belleza de una relación. No todas las parejas consiguen llegar a las cinco décadas de matrimonio, y esto, sin duda, es algo digno de reconocimiento.

En una boda de oro, es algo bastante tradicional el hecho de que tanto esposo como esposa, reciban un regalo de las personas que os estiman; así mismo, todas aquellas personas que siguen el dogma de alguna religión, suelen realizar alguna ceremonia para conmemorar la fecha; y así, renovar los votos nupciales y el amor profesado. De ahí la importancia de realizar una invitaciones para Bodas de Oro impecables.
Por lo general, las invitaciones para bodas de oro suelen se discretas, pero no por ello menos elegantes. Tradicionalmente se emplea el color dorado o alguno afín en las letras o en la decoración de la invitación. Este tipo de tarjetas suele, así mismo, incluir fotografías de los esposos; donde se presenta un antes y un después, como muestra del unión y del tiempo pasado juntos.
Sin embargo, si la pareja no lo considera así, las invitaciones para bodas de oro no tiene por qué ser, necesariamente en un estilo tradicional; hoy en día existen diversas opciones para invitaciones de boda; y si lo consideran pertinente, pueden elaborar invitaciones originales. 

¿De dónde proviene la tradición de las bodas de oro?


Tanto la tradición de las bodas de oro, como la de bodas de plata, comenzaron a realizarse en la Edad Media, en países europeos como Francia, Alemania e Italia. Cuando la pareja cumplía 25 o 50 años de matrimonio, a la esposa se le colocaba una corona; ya sea de plata u oro, y era felicitada por sus familiares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada